Roger gritó por quinta vez

septiembre 8, 2008

Roger Federer se sacó la estima que tenía clavada desde principio de año, al ganar su primer Grand Slam de la temporada. El suizo derrotó en sets corridos a la gran revelación del certamen, Andy Murray, con parciales de 6-2, 7-5 y 6-2. 

“La Gran Manzana” le sienta muy bien al “Expreso,” ya que con su triunfo ante el británico logró su victoria número 34 en fila en el torneo, que lo tiene como triunfador desde el 2004. 

Sin lugar a dudas, Roger este lunes exhibió su mejor tenis, en lo que va del US Open, para cargarse al escocés Andy Murray, quien veía de dejar en el camino al número uno del mundo. 
Además, el tenista de Basilea cosechó su decimotercer “Major” y quedó a uno sólo de Pete Sampras, el máximo ganador en la historia de Grand Slams (14). 

El primer punto de inflexión del match se produjo en el sexto game, cuando Federer tomó por primera vez el servicio de su rival, para luego adjudicarse seis juegos en forma consecutiva, lo que le permitió llevarse el primer set por 6-2 y colocarse 2-0 en el alba del segundo.

No obstante, el tenista de Dunblane no se dio por vencido y recuperó el break, aprovechando un mal momento del helvético. Incluso, Andy desperdició tres breakpoints, lo que en caso de efectivizarlo le hubiese cambiado el rumbo al parcial.
 
Tras sostener su servicio en el undécimo game, Federer se lanzó a quedarse nuevamente con el saque de su rival, y así fue ya que el “Expreso Suizo” se quedó con el último juego de la segunda manga, la cual ganó por 7-5.
 
El tercer set fue un monólogo del ex monarca del deporte de la raqueta, quien tomó una ventaja de 5-0.Pero Murray no se quiso dar por vencido y recuperó un break, pero finalmente Federer cerró el match al adueñarse de la manga por 6-2.
 
De esta forma, Roger Federer sumó su quinta corona consecutiva en Flushing Meadows, y se llevó el primer Slam de la temporada 2008, una de las más irregulares de su carrera.
 
A pesar de la derrota, Murray será el número cuatro del mundo a partir de mañana. Por su parte, Roger Federer continuará en la segunda posición del escalafón, detrás del español Rafael Nadal.


Fish primer cuartofinalista

septiembre 1, 2008

El local Mardy Fish continúa su avance en el US Open, tras doblegar cómodamente al francés Gael Monfils, con parciales de 7-5 6-2 y 6-2.

Fish, quien se ubica en el puesto número 35 del escalafón mundial, rinde de la mejor manera cuando juega en su país, ya que sus mejores resultados en la presente temporada fueron en territorio estadounidense, donde logró dos finales, en el Masters Series de Indian Wells y el ATP de New Haven, una seminal en el torneo de Los Ángeles y tres cuartos de final en San Jose, Delray Beach y Houston, este último sobre polvo de ladrillo.

Para instalarse en los cuartos de final del último torneo de Grand Slam del año, Mardy tuvo que transpirar la camiseta durante una hora y 59 minutos.

El galo, quien venciera a David Nalbandian muy cómodamente el último sábado, hoy no jugo de la misma manera, producto de una dolencia en la rodilla izquierda.

El americano aprovechó muy bien la oportunidad de quiebre, que se le presentó en el duodécimo juego del primer set, y de esta forma se adueñó de la primera manga por 7-5.

Luego la historia fue más sencilla en los siguientes dos sets, donde Fish se impuso por 6-2 y 6-2, tomando el saque del francés dos veces por parcial.

El siguiente escollo de Fish podría ser nada más ni nada menos que el número uno del mundo, en caso de que esta tarde derrote al local Sam Querrey.

Por su parte, los tandilenses Máximo González y Juan Mónaco se metieron en los cuartos de final del certamen de dobles, al vencer a la pareja sembrada número cuatro, compuesta por el hindú Bhupathi y el bahameño Knowles, por 2-6 6-4 6-4. Por un lugar entre los cuatro mejores, los argentinos enfrentarán a los ganadores del duelo entre los binomios formados por Soares/Vemic y Kunitsyn/Tursunov.

En tanto, Sergio Roitman y Tommy Robredo eliminaron a los brasileños, Marcelo Melo y Andrés Sa, al ganarles por 6-2 y 6-4. De esta forma la pareja iberoamerica se instaló en los cuartos de final.