El coach más joven es argentino.

Diego Dinomo nació en la ciudad de Lobos hace 28 años, y actualmente es el coach más joven del tenis. Hace unos años se radicó en España, donde trabajo en la academia de Juan Carlos Ferrero, tanto en Alicante como en El Cairo. Además formó parte del equipo que entrenaba a Tommy Robredo. Y en la actualidad entrena a los españoles, Rúben Ramírez Hidalgo y Damián Marrero. Esta semana estuvo en nuestro país por la Copa Telmex, donde su pupilo, Ramírez Hidalgo, pasó la qually y perdió en primer ronda, pero en dobles llegó a las semifinales.

La siguiente nota fue públicada por el periódico Digital de Lobos:
http://www.periodico-lobos.com.ar

Es muy grato encontrarnos con Diego Dinomo y su bella novia española, tomando un café con amigos en El Escritorio. El joven que sigue afianzándose en su tarea de entrenador de figuras del tenis en la región de Alicante, está pasando unos días en su Lobos natal (regresa el martes 14 a España), y dejó en claro que aún con este presente pleno de trabajo, extraña mucho las cosas y la gente de su pueblo.

Después de vivir la prueba de fuego al lado del español Ferrero y aprobar ese exigente examen demostrando sus condiciones para desempeñarse en un ámbito que lo apasiona desde niño, Diego se ha vinculado ahora, desde hace dos meses, a otro jugador del circuito profesional español, Rubén Ramírez, “con el que si bien nos cono-cíamos de antes, se ha logrado esta relación para acompañarlo en todos los viajes y ocuparnos de todo lo relativo a las com-petencias que afronta”, explica.
“Si bien él tiene su entrenador de toda su vida, yo viajo a todos los torneos y dia-grama todo el plan previo a los partidos”, agrega Diego en la amena charla con nuestro medio, admitiendo enseguida que “la experiencia con Ferrero me marcó para siempre en esto, aprendí muchísimo y le estoy agradecido para siempre”.
Confiesa que “me parece que nunca me voy a acostumbrar a estar tan lejos de Lobos y de toda mi gente”, no obstante lo cual refiere que “donde vivo es un lugar muy lindo y la gente es estupenda, me tratan muy bien en los momentos que estoy porque los viajes no me permiten quedarme mucho tiempo”. Como siempre, Diego destaca el esfuerzo que sus padres y demás familiares, hicieron para permitirle vivir este presente, y confiesa que “juego todos los días al tenis, aunque no oficialmente porque gracias a Dios los torneos a los que vamos con muy grandes y no entro ni por asomo”. Ya sabe de antemano que no podrá estar con los suyos en las fiestas, “porque empe-zamos con las primeras competencias allá”, aclara; y en cambio tiene asegurado volver al país para el certamen de Buenos Aires, y anticipó inclusive que “como habrá una semana libre ya programamos entrenar con Ruben (Ramírez) acá en Lobos aprovechando las instalaciones de Fitti Ferro”.

AGRADECIMIENTOS:
A Rogelio Dinomo, papá de Diego.
Al tío de Diego
y A la mamá, Margarita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: